Seleccionar página

IMG_6517 Estampado de ¿Cómo aprender a estampar telas con serigrafía?

El estampado textil por metro con serigrafía es una práctica que, de pronto, se puede encontrar en muchos países como Australia, el Reino Unido o Estados Unidos y que, por razones que probablemente tienen que ver con el tipo de economía o los hábitos de consumo de países como México (que es donde yo vivo), es más difícil encontrar.

No digo que no lo haya, aquí existe un mercado de los productos hechos a mano con alta calidad en acabado u diseño que va en crecimiento. Cada vez se abren más espacios, eventos, bazares y tiendas que promueven la comercialización del trabajo de diseñadores de toda índole: textil, industrial, gráfico, etc. quienes producen su trabajo a pequeña escala, usando técnicas no industriales y con propuestas innovadoras, muy interesantes. Creo que el esfuerzo de productores y promotores, la preocupación por la ecología y el apoyo a la economía local también ha ido formando un tipo de distinto consumidor.

Aunque esta nota no trata del mercado lo menciono porque me he dado cuenta lo dificil que es encontrar quien practique y, más aun, quien enseñe esta técnica.

Un poco de historia personal

Yo soy artista plástica de formación. Hace algunos años, junto con una amiga, empezamos a pensar en estampar tela. Nos volvimos ávidas lectoras de blogs de diseño y peinábamos Internet en busca de talleres de estampado textil alrededor del mundo. En lo personal, he encontrado cosas maravillosas, textiles de sueño y gente generosa que comparte sus conocimientos en publicaciones online a la mano de todos. Lo que es cierto es que la mayoría son en inglés y en países donde la variedad de productos accesibles a los estampadores textiles “artesanales” por llamarlos de algún modo, son infinitamente más limitados. Y, a pesar de que con las empresas de mensajería es posible adquirir casi todo, los costos de comprar en el extranjero incrementan el costo y los tiempo de producción a niveles que lo vuelven un trabajo poco rentable.

Continuando con la historia, nos animamos tanto que empezamos a hacer pruebas, primero con sellos de diferentes materiales, buscando resultados como los de las maravillosas telas de la India. Aunque resultados eran interesantes, no logramos encontrar la calidad y consistencia en el estampado que tienen otros talleres y eso fié muy desalentador.

Por esa razón decidimos probar con a la serigrafía. Ahi estábamos, en Internet escudriñando fotos, imaginando el proceso y tratando de reproducirlo. Hubo mucha lectura y mucha investigación, Algo que nos ayudó mucho fue que existen algunos blogs que generosamente explican partes del proceso.

En Sidney está uno de mis talleres favoritos, cosa rarísima y para gran fortuna nuestra, mi amiga tuvo que hacer un viaje a Australia, ¡Al otro lado del mundo!. Así que le escribí a las dueñas les conté en qué andábamos y les pedí una cita para ver si le podían mostrar a mi amiga su taller y platicarle algo de sus experiencias . Este encuentro fue súper útil, muy enriquecedor, además nos dio un gran impulso para continuar. Mi amiga y yo ya no trabajamos juntas, aquí tiene un espacio para cuando vuelva, pero ahora es mamá y está dedicada a otras cosas.

Hasta aqui les dejo la parte histórica. A continuación, probablemente en varios post, quiero compartirles lo que he aprendido en el camino, los problemas y cómo solucionarlos, los costos, el mercado en México, etc.

Advierto que no soy una profesional en el asunto,aprendí serigrafía en el camino, me queda mucho por aprender, apenas he logrado dominar parte de la técnica, sin embargo, ahora tengo un pequeño taller de textil y hago un trabajo que me da muchas satisfacciones.

La técnica del estampado textil por metro con serigrafía

Una de las diferencias centrales del estampado por metro con, la corriente más común que es el estampado de camisetas, es que no podemos utilizar los recursos de registro, ni las herramientas, como el pulpo, que se usan normalmente para estampar.

Para estampar por metro necesitamos de una cierta infraestructura. Les pondré los requerimientos y tips para hacerlo con mínimos recursos. También les escribiré sobre las condiciones ideales de producción para que puedan escoger lo que más les convenga.

Herramientas, espacios y materiales para estampar por metro

Mesa de trabajo

Lo primero es una mesa de estampado. Entre más larga sea más metros podremos estampar a la vez. Esta mesa tiene que tener ciertas características: marcas o topes de registro, un ancho adecuado para que quepa la tela. formas de fijar la tela a la mesa, acojinado suficiente para lograr u buen estampado. Dedicaré notas específicas para cada uno de estos puntos.

Marcos o bastidores

Otro elemento son los marcos o bastidores de estampado. Éstos son los que usamos para cualquier estampado en serigrafía, sólo que para estampar la tela por metro se utilizan unos marcos muy grandes porque, generalmente se estampa todo el ancho de una tela, lo más comñun es entre 140 y 160 cm. de ancho.

Tela

Yo diría que la parte de la tela es la más complicada. ¿A qué me refiero? He encontrado que en otros países se consigue fácilmente tela lista para estampar, en Mexico no hay más que una variedad. Les explico con más detalle. Los fabricantes de tela, para poder venderla al público que normalmente la usa para la confección y le aplican gomas y acondicionadores que la hacen impermeable a las tintas de serigrafía. Si imprimimos sobre la tela así, el estampado se va a caer a la primera lavada porque no se absorbe en la fibra ni se adhiere a la superficie.

Decía que hay un tipo de tela que son trae esta goma y  la encontramos en casa Bayón o en El Nuevo Mundo, es una manta pre lavada que está libre de gomas que sí podemos usar directamente de la tienda.

La única solución es lavar la tela antes de usarla. Primer gran obstáculo pues no podemos lavar demasiados metros a la vez en una lavadora casera, ni siquiera sería viable en una lavadora industrial. Por lo tanto, hay que cortar tramos de tela para lavarlos y plancharlos antes de imprimir. En otros post publicaré a detalle cómo lavar y preparar la tela para imprimirla.

Otra cosa que debemos tener en cuenta de antemano, si vamos a estampar la tela con el ancho que trae de fábrica es que la mesa debe ser por lo menos 30 cm. más ancha que nuestra tela para dar espacio al bastidor que vamos a usar. Claro que siempre podemos cortar la tela al tamaño que nuestro espacio nos permite, que es lo que yo hago, pues cuento con un cuarto pequeño para estampar. Lo más que yo he podido hacer, hasta ahora, son caminos de mesa hasta de 250 cm. de largo y de 75 de ancho. Siempre corto la tela por la mitad para que pueda caber en mi mesa.

El principio para imprimir secuencias por metro es el mismo para 250 cm. que para 10 metros por lo que les puedo explicar el proceso que yo he probado y espero que sea útil y les sirva para empezar a dominar la técnica.

Los raseros

Necesitamos un rasero que sea el indicado para el ancho de nuestro bastidor, de una cierta dureza y bordes. Lo ideal es un hule de media dureza y orillas cuadradas.

Tinta textil

El mundo de la tinta textil de serigrafía es muy variado, yo he probado algunas opciones de diferentes calidades. Pueden empezar con una barata para probar. Yo utilizo tintas Magna Colour que son inglesas, dejan un acabado intangible en la tela y que me han funcionado muy bien. Ellos proveen de materiales seráficos a grandes empresas de procesos serigráficos industriales pero son muy amables con los micro productores como yo y dan excelente servicio

Hay tintas como Sanchez o Graficolor. Las primeras no las he probado y las segundas me parecieron muy rasposas.

También encontramos tintas Matsui, muy recomendadas en foros profesionales de estampado de camisetas y creo que pueden ser una buena opción. Yo no las he usado pero prometo probarlas y contarles el resultado.

Las tintas como Speedball, Jaquard y Vesatex son excelentes pero me parece que para pequeñas producciones y más para hobbies y manualidades.

la limpieza

Necesitarás un espacio dedicado a lavar bastidores grandes si vas a imprimir telas anchas. Un baño con llave de agua y coladera. Lo ideal es tener una manguera para lavar a presión para asegurarte de no dejar tinta en el bastidor y prolongar su vida útil. Créanme que vale la pena invertir en cuidar los bastidores pues las impresiones de los positivos y la revelado no son nada baratos.

Material varios

De limpieza: Esponjas, trapos, recipientes, jabones

De preparado y mezcla de la tinta: topers, batidora casera, básculas

De secado de la tela: espacio para colgar a secar la tela, palos, cuerdas, tendederos, pistola de aire caliente

Para curar la tinta: horno, charolas de horno, papel aluminio, termómetro lásser

Otros; plancha, lugar para planchar pedazos grandes de tela, botella atomizadora de agua.

Suena mucho, no los quiero asustar, por experiencia les digo que muchas cosas se pueden sustituir con lo que tenemos en casa y para los que lo quieren hacer profesionalmente, lo pueden or adquiriendo poco a poco y para los profesionales que ya se dedican a esto, será cuestión de adaptar ciertos espacio para poder estampar textiles por metro con serigrafía.

 

 

Menu Title